Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Psique, programa escolar para la educación en valores y la prevención de los daños derivados del consumo de drogas

Este programa ha sido elaborado por técnicos de la propia Fundación Municipal de Servicios Sociales y del Centro del Profesorado y Recursos (CPR), con la colaboración de profesionales de la enseñanza y la financiación del Plan Regional de Drogas. El nombre elegido, Psique, conjuga su significado griego «alma» y la figura mitológica de la princesa que se casó con Cupido y se convirtió en diosa. Con ello se quiere significar que el programa trata de los valores para hacerse una persona independiente y autónoma, que al vivir pasa por dificultades y las supera. Un programa que quiere aportar en la construcción del proyecto de vida.

En el año 2010 se han editado dos paquetes de 12 fichas, uno para 1º y otro para 2º de la Educación Secundaria Obligatoria, junto con unos folletos para el profesorado con orientaciones sobre cómo trabajar con ellas. En estas fichas se trabaja en siete áreas: el desarrollo personal (conocerse mejor a sí mismo, adaptarse a los cambios fisiológicos, favorecer la autonomía, etc.), la vida afectiva (analizar sus emociones, sus causas y consecuencias, la sexualidad, el amor, etc.), la vida social (la integración en el grupo, la comunicación, la tolerancia, la solidaridad, la solución de conflictos, etc.), los medios de comunicación y las nuevas tecnologías (analizar la influencia de la publicidad, el consumismo, el uso de las nuevas tecnologías, etc.), el ocio (nuevas formas de ocupar el tiempo libre, su satisfacción, los riesgos presentes, etc.), la salud (los consumos de drogas, otros riesgos para la salud presentes en su vida, etc.) y la vida familiar (valorar a su familia, promover el respeto a las normas familiares, etc.).

El elemento central del programa es la participación del alumnado, el profesorado no imparte conferencias o da explicaciones. El alumnado, dividido en pequeños grupos, trabaja con las fichas que a través de imágenes, apoyadas por textos muy breves, plantean unas situaciones cercanas para que debatan sobre ellas, orientados por una serie de preguntas que promueven la reflexión crítica. En estos debates tienen la oportunidad de conocer las vivencias, opiniones y valoraciones de sus iguales, elemento que influye poderosamente en la construcción de las actitudes y la conformación de las conductas. El profesorado orienta la reflexión.

Próximamente se colgarán todos los materiales del programa.